Sunday, December 24, 2006

Tiempo de Recuerdos

Mi corazón es tiempo almacenado.
El pulso de mis arterias son las avenidas
vitales donde fluye la gente, las paradas de
autobuses que recogen viajeros hacia ninguna parte,
la cola de mendigos que invaden la casa de los “más nombrados” (o mal nombrados),
los negocios que se entregan a vender placer en estas fechas de locura,
los diarios que hablan del alto índice de crimen e infidelidad.
Cruzan mi corazón los metros subterráneos imaginarios
De todas las paradas suburbanas.

Mi corazón es hoy memorias,
Es la ciudad intangible de la muchedumbre ausente,
Los altos edificios sin su sombra,
las palabras de un sabio un poco olvidado,
los abrazos de la abuela.

Sé que no soy la misma de meses pasados,

ni soy la que mañana lunes se quedara en casa,
porque abandonamos las mudas de la piel
como quien se desnuda de sus prendas más íntimas
y echa a la ropa sucia de aquel que fue.
Y en un montón de trapos, a punto de lavar,

vemos, con mucha pena un juguete de la infancia,
los compañeros de juego,
la vestimenta rancia
con las que nos hicieron comulgar.

1 comment:

yeisson said...

preciosa, gracias al pasar de las horas que incansablemente nos rebatan lo que si vale, lo que nunca supimos que tuvimos, lo que hoy debilita nuestros corazones y provoca que nuestros ojos cansados de tratar de ver hacia el pasado derramen lagrimas de aliento, lagrimas de nostalgia. Tienes razón al usar tu corazón como banco de recuerdo de aquello que te hizo reír, eso que al recordarte transporta inevitablemente a tiempos de regocijo emocional, buscar en tu corazón esos momentos, esas etapas de tu vida, en cierto modo es saber vivir, es vivir para amor lo que eres, lo que fuiste, amar tu pasa, pero de igual modo, existen cosas y momentos que son la razón por la cual quisiéramos encontrar un borrador mágico para sacarlas de nuestros recuerdos, pero para ser real, la imperfección debe formar parte de el.

Post data: me encanto, eres muy profunda en lo que expresas estas líneas.

Yeisson Gonzalez