Saturday, January 05, 2013

Los días como los libros se regalan no se prestan...

Una biblioteca, una vida. 
Libros como los días,
páginas en blanca soledad,
Cuento que surge de algún miedo
o risa que nadó perdida. 

Biografía del verso, 
de la hoja que arruga,
ruina y espina,
del sol que al alma encandila. 

Dedicatoria al breve latir,
a la maldita dulzura,
la hierba que brilla, 
unos zapatos rotos
o como ondulas olvido

Poesía del abrazo,
la luna criminal,
un sueño sobrevive,
aguja encontrada en el pajar,
receta de la resistencia,
perfume de una canción
que hipnotizó el sentido. 

2 comments:

Edgar Fuego said...

"...Una biblioteca, una vida.
Libros como los días,
páginas en blanca soledad,
Cuento que surge de algún miedo
o risa que nadó perdida..."

Desde el inicio -y sin leer más- se siente tu poesía. Todos escribimos poesía. Todos. Algunos cánones aceptados dirán que tal o cual poema tiene o no valor poético. Borges dijo que no hay un sólo poeta que no haya escrito en una línea una obra maestra, o algo en ese tenor. Pero hay poesía que, quien ha leído poesía como vicio, sabe que se destaca. No soy crítico de poesía, pero sí he leído poesía de vicio y, creyéndome en capacidad de etiquetar la tuya, me place decirte que sobresale. Hay metáforas simples, pero que funcionan. Hay frases que evidentemente no te resististe a la tentación de incluír -aguja encontrada en el pajar- pero en general, está muy bien logrado lo que has hecho aquí. Me encanta el cierre: "...receta de la resistencia,
perfume de una canción
que hipnotizo el sentido." Agrega la tilde a hipnotizó. jajajajja ahora pienso si mis tildes se marcan en este comment. jijijiji

Dayrene Alvarado said...

Gracias Edgar Fuego por permitir que anidaran mis palabras en tus ojos. "Hasta la próxima poesía."